viernes, 6 de abril de 2018

Telarañas. Nostalgia, Mircea Cărtărescu


Impedimenta, 2012

I.

            Mantenía una deuda con el escritor rumano desde aquella única visita a uno de sus títulos. Eran ya muchos los lectores que inclinaban la balanza hacia sus letras y la aparición de su último resonante trabajo no hizo más que fortalecer la decisión de saldar de alguna manera la misma, para lo cual disponía de ésta, que lo catapultó al gran mundo literario, convirtiéndolo en uno de los grandes escritores contemporáneos.

II.

            Cinco de sus trabajos se reúnen bajo el significativo título que los unifica. Al fin y al cabo, en cada uno de los relatos hay una evocación continua al Bucarest de la infancia, ése de los años ’60 del siglo pasado, con sus casas en bloques y sus aledaños con aroma a campiña. En los que componen el núcleo central campean los juegos infantiles, los temores que apareja el crecimiento, las fantasías, aunque dispuestos de tal manera que los sueños se entremezclan con la realidad desvaneciendo la sutil línea que los separa.

III.

             El Prólogo abre con su afamada obra ‘El Ruletista’ –que, dada la trascendencia adquirida, la casa editora aún la publica por separado-, donde un hombre decide jugarse la vida apostando a una ruleta rusa con un arma cuyo tambor contiene hasta seis balas. No contento con la apuesta, decide redoblarla con más balas en el tambor… Cierra el libro un relato breve, ‘El arquitecto’, en el que un profesional de la construcción descubre su placer y su creatividad musical tocando el claxon de su automóvil.

IV.

            Pero son los tres extensos relatos que componen ‘Nostalgia’ el nervio motor del libro. En ‘El Mendébil’ un niño que se muda al bloque donde vive el narrador subyuga a éste y sus amigos narrando historias, hasta que la aparición de la sexualidad los aparta. ‘Los gemelos’ aborda los primeros atisbos de sexualidad entre púberes, con un final sorprendente. Las palmas se la lleva ‘REM’, con ribetes kafkianos, que abreva en un relato de Borges sobre personas que son personajes pensados por otros.

V.

            Con un estilo algo barroco pero poético, Cărtărescu enhebra la realidad infantil con la naturaleza onírica de sus juegos, a través de una telaraña de evocaciones que semejan a la literatura, único lugar donde lo sobrenatural y la fábula pueden convivir naturalmente con la vida cotidiana. Un libro imperdible.

12 comentarios:

  1. Pues yo no me veo con este. A ver, es que es de esos autores que imagino áridos, poco complacientes y que me van a exigir demasiada seriedad y para seria ya está la vida. Creo que voy a seguir ignorando los cantos de sirena.
    Besitos sordos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok. Pero cuando le den el Nobel no me digas que no te avisé, ¿vale?
      No es árido pero requiere concentración. Seguramente podrás leerlo en la biblioteca frente a tu domicilio, un lugar apropiado para enfrentarlo.
      Eso sí, cuando tú lo dispongas, Maja.
      Besitos insistidores.

      Eliminar
    2. Cuando le den el Nobel pondré mi cara de buena y diré "oh, tú ya lo sabías".

      Eliminar
    3. Y vendrás nuevamente aquí para saber de qué se trataba...

      Eliminar
  2. Hace años que en las letras no se recuerda una expectación como la que va levantando este escritor, es impresionante. Y ha logrado algo que tampoco se recordaba desde hacía mucho, unir a la mayoría de lectores, críticos y escritores en la fascinación que les provoca su manera de abordar las historias, de narrarlas, pero también la persona en sí, con una humildad sincera que no deja de sorprenderse por el éxito cosechado, un tipo peculiar.

    La literatura necesita que se genere ese entusiasmo en torno a ella, que no parezca un fósil, Mircea Cărtărescu la está revitalizando con sabia nueva y eso es admirable.

    Asegura que lleva escribiendo un diario desde los 16 años, todos los días, y lo primero que hace al despertar es anotar sus sueños, ( de ahí el componente onírico que señalas en Nostalgia), luego cualquier cosa que le pase por la cabeza, o que observe en la calle, etc.

    Dice que todos sus libros salen de ese diario que lleva escribiendo 45 años.

    Tengo Solenoide en casa, regalo de mi mujer. El día menos pensado empiezo, puede ser dentro de un mes, o de un año, eso nunca lo sé.

    También tenía apuntado éste que nos presentas, Marcelo, se ve que lo has disfrutado.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo he disfrutado, Paco. No soy 'onirista', pero entiendo su punto de vista literario y me parece acertado.
      'Solenoide' lo tengo en formato digital para que, como tú, cuando pinte el momento, pues...
      En este libro hay alguna alusión a 'Lulu', con el que sugiero comenzar sus letras.
      Mezcla Borges con Kafka y algo de Faulkner. De todas maneras, excelente combinación.
      Un gran abrazo, campeón!

      Eliminar
  3. Hola Marcelo
    Te contaré que me da mucha rabia el no poder coincidir con Cartarescu (persona) al que ando persiguiendo hace tiempo, porque no sé que relación tiene con Guipúzcoa, donde vivo, `pero le he visto aparecer en lso últimos tiempos en varias charlas en librerías y bibliotecas de la provincia, pero siempre por mi trabajo se me ha escapado, y aunque no soy de esos que persigue y acosa:) a escritores, sí que tengo cierto apego por él y me gustaría oír lo que tiene que decir . Y la culpa la tiene este libro, una pequeña maravilla de la literatura de cuentos. Lo más fastidioso de todo es que ha tardado casi 25 años en ser traducido al español(este libro no Cartarescu:;)) , cosa harto fastidiosa para los que leemos por placer...
    Un abrazo
    cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Wine
      Coincido en que es una maravilla. Y más aún siendo yo un lector poco inclinado a los relatos.
      Lo bueno es que ahora toda su obra empieza a aparecer en lengua española, para deleite de buenos lectores, como tú.
      Espero que puedas coincidir con él en alguno de sus viajes a tu ciudad. Sería una excelente experiencia que nos podrías compartir.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Lo imperdible eres tú haciendo la reseña
    Abrazos desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mucha!
      Un fuerte abrazo desde estas pampas.

      Eliminar
  5. Soy una rendida admiradora de Cartarrescu, tengo a mi vera el último: "Solenoide" y pienso leer todo lo que se publique suyo. Coincido en tus apreciaciones sobre los relatos y la importancia de los más extensos (aunque "El ruletista" que lo leí en solitario me impacto sobremanera y decidí seguir a este autor por siempre).

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo 'Solenoide', en versión digital. Y en papel, 'El ojo...', recomendación tuya.
      Creo que me cautiva esa propensión suya a identificar el mundo de los sueños, el onirismo, con la literatura. Como si las letras se correspondiesen unívocamente con la fantasía onírica, donde todo puede ocurrir y no hay nada ajeno en posibilidades.
      Un fuerte abrazo para ti!

      Eliminar