domingo, 21 de noviembre de 2021

Inframundos. Carbón animal, Ana Paula Maia

 

Jus, 2018
I.

            En una de las últimas ferias de editores y librerías de Buenos Aires hallé esta rara avis, una novela breve que ha dado origen a una saga de la misma autora, con base en ésta. Es, por decirlo de alguna manera, su planetesimal; el núcleo primario de gran parte de su obra posterior que fue acreciendo con el tiempo. Escrita en su lengua original un par de años antes de aquella primera que fuera traducida por otro sello editorial, uno de los nombres que aparecen será protagonista en su continuación.

II.

            Los personajes principales de este texto son dos hermanos, Ernesto y Ronivon Wesley, cuyas actividades que les permiten ganar su sustento no son apetecidas. El primero es un bombero habituado a cadáveres chamuscados, o escenas tan grotescas como el rescate de occisos del interior de un automóvil convertido poco menos que en chatarra tras una colisión, con ayuda de una motosierra. Para el segundo, es aún peor. Es el encargado de incinerar cadáveres en un crematorio y, con ayuda de compañeros, convertirlos en polvo moliéndolos, literalmente.

III.

            Las vidas de estos personajes transitan la marginalidad, con estancia en barracones, llenos de hollín y hedores varios, sin familia ni futuro. Maia describe magistralmente el malvivir, la existencia efímera y la desolación, mientras campean los días de cenizas, la negrura fuliginosa y la monotonía que impone la condena a morir sin esperanzas. Para colmo, uno de los más jóvenes, que extrae carbón en las profundidades de una mina, tras una explosión violenta decide abandonar su puesto en aras de algo más productivo y menos riesgoso: faenar reses…

IV.

            Con una prosa concisa, contundente y directa, sin recursos estilísticos ni floreo alguno, Maia compone una realidad abrumadora. Un padre que pierde a su hija debido a una negligencia de un hermano; un hermano que es salvajemente apuñalado en la cárcel y un puñado de personajes secundarios que solo sobreviven, con quienes la historia cobra fuerza narrativa. Es el acontecer de inframundos distintos pero conectados a través del carbón lo que tiene lugar en esta novela.

V.

            En suma, un buen trabajo, recomendable como primera aproximación al universo de la autora, antes de encarar sus títulos más reconocidos.

6 comentarios:

  1. Querido Marcelo, no diga usted que me ha visto por aquí. Yo con esto no me atrevo, solo de imaginarme esas vidas ya me entra el agobio y la desazón. Y encima crean todo un universo literario en torno a esta obra. Hay gente muy valiente con las cosas más duras.
    Besitos prófugos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospechaba que no habrías de ser de la partida, Maja. No es tan fuerte el contenido sino las actividades de los protagonistas y sus propias historias. Debieras visitar alguno de los libros posteriores de Maia. Resultan interesantes.
      Besitos dispensadores.

      Eliminar
  2. No la conocía, de nada, es un tema interesante los lados oscuros, no por malos sino por que nonse quieren conocer. He leido muchos libros y algunos caen en lo tremebundo otros en lo folklórico, supongo que ahora , me vienen a la cabeza los irlandeses, Joyce y O'brien, Flann, supongo que por un país y una época. Como corrosivo me viene a la cabeza el inclasificable y despendolado 'El encierro de laa bestias" de Magnus Mills..😁
    Investigaré a esta escritora bradileña tuya, porque aunque adoro la literatura portuguesa no conozco la brasileña, más allá de los grandes poetas.
    Gracias Marcelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta su estilo, Wine. Es seco y frontal. No anda por las ramas y suele abordar temas que son marginales, como el presente. Tiene varios libros publicados. Algo he dicho de alguno de ellos, por si te interesa.
      Gracias por darte una vuelta.
      Un abrazo, Maestro.

      Eliminar
  3. Carbón animal, un título muy significativo. Me ha parecido curioso que un bombero sea alguien de un mundo marginal, un mundo que nadie quiere conocer.
    Me gusta llegar a los libros sin ideas preconcebidas y tambié me gusta llegar a los personajes en su primera aparición, después de haber conocido sus momentos de gloria.
    Un libro no apto para todos los públicos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Ana, este bombero en particular tiene una actividad distinta, y lo que le ocurre a él y a sus compañeros, digamos que no es lo habitual.
      Lo interesante es la manera que Maia encuentra para hacernos llegar las historias. Es casi tan descarnada como la vida de sus protagonistas; en consonancia directa.
      Puede que no sea libro para cualquier público, pero si te lo permites, es buena experiencia.
      Un abrazo para ti.

      Eliminar